domingo, 30 de diciembre de 2007

El tirano en la intimidad

La familia

Parece que los grandes dictadores, como los grandes genios, pierden mucho si se les trata de cerca.

En la biografía de Franco , de Paul Preston, lo que destaca es la vulgaridad de sus gustos, la trivialidad de sus aficiones.

Carlos Castilla del Pino visitó una vez la biblioteca de El Pardo y en sus anaqueles sólo vio volúmenes del Anuario de la Diputación Provincial de La Coruña.

En el libro de Paul Preston, una de las más reveladoras notas sobre el carácter de Franco lo da el sacerdote que fue su capellán durante cincuenta años: " Quizá era frío, como han dicho algunos, pero nunca lo aparentó. En realidad nunca aparentó nada".

Atribuimos a los dictadores una maldad de opereta, una grandeza monstruosa y luego se descubre, años después de su muerte, a un hombre aburrido y mezquino que se levanta tarde y pasa medio día en pijama.

"Detrás del rostro que nos mira no hay nadie", decía Borges . Franco, a quien en nuestra adolescencia imaginábamos dotado de una maldad y poderío reluciente, pasaba las tardes jugando a la brisca, veía un poco la tele, rezaba el Rosario con su esposa y se acostaba a una hora prudente.

A la vez, en esa adolescencia, empezábamos a odiar a Franco y también - aunque no era mi caso, sí el de algunos amigos - a admirar a Mao Zedong. el rigor intelectual y político. En La vida privada del presidente Mao, testimonio de su médico personal, se descubre la banalidad de quien era el fondo de lo más secreto de la Ciudad Prohibida. Mao no se lavaba nunca, dormía a deshoras, pasaba semanas en pijama, casi sin levantarse de la cama.

El viejo mezquino, Mao, no mantenía relaciones conyugales con su mujer, pero disfrutaba de la compañía de muchas jóvenes. Mao, que se negaba a ser tratado de enfermedades sexuales, contagiaba con Trichomonas vaginalis a sus parejas, las cuales consideraban su enfermedad como un honor.

Detrás de todo esto queda una sensación de impostura incluso en la maldad.




jueves, 27 de diciembre de 2007

Los cazadores de autógrafos

Woody Allen a la firma en Donostia
"Van a la caza de autógrafos, poniendo los libros ante las narices del autor con la esperanza de marcharse con la bendita inscripción: 'A Polonio, con los mejores deseos, el Autor'.

Su entusiasmo llevó al novelista William Golding a decir (durante el festival literario de Toronto en 1989) que 'un día, alguien encontrará un ejemplar de una novela de William Golding no firmado por el autor y valdrá una fortuna'.

A los cazadores de autógrafos les empuja la misma curiosidad que lleva a muchos niños a mirar detrás de un teatrillo de marionetas o desmontar un reloj. Quieren besar la mano que escribió Ulises aunque, como señalara Joyce,esa mano hizo también muchas otras cosas'."

(Una historia de la lectura. Alberto Manguel.)

miércoles, 26 de diciembre de 2007

Las Meninas comían barro


Detalle de Las Meninas

Si se mira con con detenimiento la menina ofrece a la infanta Margarita de Austria una jarrita. Se llamaban búcaros, y servían para contener agua perfumada pero lo curioso es que se comían después. Esta costumbre está muy documentada. La misión de ese barro era mantener la tez blanca, muy apreciada en la época, una cierta función de regulación de la menstruación -en realidad anticonceptiva - y de rebote parece que en cierta medida de evasión de la realidad, pues tenían algún poder alucinógeno, y así mitigar el aburrimiento de la Corte.

Los barros más apreciados eran de Portugal o México, los mejores por su blandura. Hay muchas referencias literarias a esa costumbre en los siglos XVI, XVII y XVIII. De hecho esa producción de placer es lo que escandalizaba a los clérigos así una de las penitencias en las confesiones a las damas era abstenerse un día o un tiempo del ingerir el elemento. Hay una monja madrileña de la época que escribe cómo durante un año se aficionó a ingerir ese material, vicio del que se libró, aunque hace hincapié en que , durante el tiempo que lo tomó, tuvo las más intensas experiencias interiores.

La palabra Menina viene de minina, de origen portugués y es el equivalente a paje en femenino. Llamaban así a las hijas de personajes de la nobleza que entraban en Palacio como doncellas de honor de las Infantas y las acompañaban en su séquito a todas horas. Aunque la pintura se terminó en 1656, antes, las Meninas, hasta su expulsión en 1616, solían ser moriscas (musulmanas convertidas al cristianismo). De hecho hay referencias de las extrañas costumbres de las Infantas de la corte, como sentarse en cojines en el suelo, cubrirse la mitad del cabello con una suerte de velos o lavarse con mucha frecuencia la cabeza.

Ya en Bagdad en el siglo X se ha documentado la costumbre de comer barro, ese barro fino y blando con el que se hacían los búcaros. Puede que ese hábito fuese importado por los moriscos a la Corte.

Quizá por eso la mirada de soslayo, como pillada, de la infanta a su madre que estaría de frente, en el punto de mira del espectador. sea porque era demasiado pequeña para esos vicios, en ese momento sólo tenía cinco años.

miércoles, 19 de diciembre de 2007

Límites y alegría

Viñeta posterior de Asterix en Hispania, donde recuerdan las costumbres Hispanas (llenas de anacronismos)

En la historieta Asterix en Hispania,, unos gitanos invitan a Astérix y a Obélix a unirse a su baile nocturno. El cantaor no tarda mucho en desgranar el estribillo. “Ay, ¡qué desgracia haber nacido!'“ La fiesta y enseguida la presencia de la muerte. Cuán cerca están en la cultura tradicional española la alegría de vivir y el sentimiento trágico de la vida. El folclor revela constantemente el carácter irrisorio de la vida . La risa y el conocimiento y la certeza del dolor. Nada tiene una importancia decisiva.

Si fuésemos inmortales, daría igual cómo vivir : no nos romperíamos, no nos estropearíamos. Pero sí somos mortales, nos estropeamos. Por eso hay que buscar lo que a uno le gusta, lo que le complace. Lo que disminuye mi bienestar, acaba siendo un mal que contagiaremos al prójimo. Lo importante de la vida es procurarse lo que contribuye a aumentar nuestra alegría, aunque de ello sólo tengamos un poquito de todo lo que se podría esperar.

El diálogo famoso de un filósofo que discutía con Pirro, el rey persa: Una vez estaban en el jardín del palacio de Pirro, y el filósofo estaba tumbado tranquilamente debajo de un árbol viendo el cielo, y Pirro llega lleno de energía y actividad.

El filósofo le pregunta: ¿Qué vas a hacer? Mañana salgo con mi ejército, voy a intentar conquistar Grecia.

¿Conquistar Grecia y después? Después de conquistar Grecia continuaré con el resto de Europa, primero hacia Italia, hasta llegar a las columnas de Hércules.

¿Y después? Después habré conquistado ya todo el mundo conocido. ¿Y entonces? Entonces podré sentarme y descansar. Pues siéntate hombre le dijo el filósofo, siéntate aquí ahora y empecemos. Es decir, si el objetivo final es éste, ¿para qué te vas a hacer tanta molestia?.

Si el objetivo final es la alegría, aquello que creamos que preserva o conserva nuestra alegría es precisamente lo que debemos intentar alcanzar de inmediato. ¿Qué quiere decir la alegría? la alegría es la afirmación de la vida en el momento presente en el que la estamos viviendo.

sábado, 15 de diciembre de 2007

La niñera

La desintegración de la persistencia de la memoria. Salvador Domingo Felipe Jacinto Dalí i Domènech

El célebre psicopedagogo Jean Piaget contó que cuando era niño un hombre trató de secuestrarlo en el centro de París. Iba acompañado por su niñera y la muchacha opuso una tal resistencia que logró poner en fuga al secuestrador, no sin antes recibir heridas en el rostro.

Recordaba Piaget con nitidez a las gentes que acudieron en su ayuda , e incluso el uniforme de los policías que levantaron acta del suceso.

Muchos años más tarde, la niñera entró como pupila en un establecimiento cristiano. Escribió entonces una carta a los padres de Piaget pidiendo perdón por sus mentiras. Todo había sido un invento. Ella misma se había autolesionado para impresionar a sus patrones y conservar el empleo. Junto con la carta, devolvía el reloj de oro que le habían regalado en agradecimiento por su valentía.

El relato histórico se mostraba falso. No así el recuerdo en Piaget, el cual sería para siempre verdadero. Se pueden desmentir los hechos, pero no pueden borrarse los sentimientos hacia atrás.

miércoles, 12 de diciembre de 2007

Ernst Jünger. La valentía.

El que no tiene miedo decide por sí mismo y puede superar el obstáculo, lo que es el principio de toda moral.


Nació en 1895 en Heidelberg. En la Primera Guerra es herido varias veces y premiado con la Cruz de Hierro de primera clase, y la condecoración "Pour la Mérite", la más alta distinción al valor concedida por el Kaiser. Al término de esa guerra, ha recibido "catorce impactos directos", a consecuencia de disparos de fusil, obuses y granadas de mano. Queda enteramente sano, salvo veinte cicatrices de guerra.

En el período de entreguerras asistió escéptico al auge del partido nazi. Algo no acababa de cuadrar: Jünger esperaba el surgimiento de un nuevo "tipo humano" y una nueva organización social ni democrática ni liberal, que estuviesen preparados para el mundo de la técnica, un mundo de fuego y cifras. Pero no se produjo más que el ascenso al poder de un psicópata antisemita auspiciado por el resentimiento (Tratado de Versalles) y la locura de las masas. En 1939 publicó Sobre los acantilados de mármol, una novela en clave muy crítica con el partido nazi. Se libró de la persecución de las S.S. gracias a la intervención directa de Hitler (V tomo de sus memorias, Radiaciones, V p. 486).

Durante la II Guerra Mundial, el capitán Jünger perteneció al alto mando de la wehrmacht en París. Participó en el atentado frustrado contra Hitler en 1944 y salvó a cuantos judíos pudo de la repugnante barbarie de los campos de concentración. Valiente hasta el deliro, tuvo una curiosa estancia cultural parisina en medio de la guerra, aliñada de reuniones con artistas, cenas exquisitas, salvaguardias de vidas de perseguidos y excursiones a la azotea del hotel Rafael, donde se alojaba, para contemplar a la intemperie los bombardeos de los aliados. Abandonó el ejército antes de terminar la guerra con lo que evitó ser juzgado por un Tribunal Militar .

Escritor, filósofo, entomólogo, estudioso de la naturaleza humana, cazador de experiencias, incluídas las drogas - de ahí su amistad con Hoffman, el padre del LSD - viajero contumaz...

Lo esencial de su obra sería “¿Es posible librar del miedo al ser humano? Tal cosa resulta mucho más importante que proporcionarle armas o proveerle de medicamentos. El poder y la salud están en quien no siente miedo.” (La emboscadura, 1951 ) Quienes se esfuerzan por confundir este temor con peligros puntuales, rodeándose de guardaespaldas, médicos y enfermeros olvidan que “ni con las armas ni con los tesoros se conjuran las amenazas”(op. cit.) . La única defensa es el cultivo de nuestra libertad, la libre acción es el único poder que vence al miedo, si bien sólo donde además de resistencia al soborno o a la coacción es también “placer”, disfrute de sí misma.




lunes, 10 de diciembre de 2007

La bella y la bestia

Alexandre Monntoya

Georges Bataille en El erotismo afirma que un hombre o mujer, en general, son considerados como bellos en la medida que sus formas se alejan de la animalidad.

¿Y porqué importa la belleza para el erotismo?. Bataille señala que importa porque la fealdad no puede ser mancillada, siendo la esencia del erotismo la mancha. Cuanta mayor es la belleza, mayor es la mancha. Belleza se interpreta inconscientemente igual a pureza.

El potencial deseable de la mujer se halla en el contraste entre el exterior hermoso tan humanizante, tan no-animal y lo que bajo sus ropas esconde. Tras su belleza -siempre buscando acentuarse- la mujer anuncia sus vergüenzas. Vemos entonces que la belleza, -que niega lo animal del humano-, en el erotismo juega al contraste. El erotismo mancha esa belleza sublime, la profana, por eso la imagen de la culminación de la conquista a una casta, joven y bella doncella, es siempre en la literatura un tema recurrente y erótico.

sábado, 8 de diciembre de 2007

Si te va a atacar un tiburón. ( De las finanzas )


Una situación muy corriente y que a casi todos nos ha pasado es que nadando en el mar veamos que se nos acerca un gran tiburón. No todo el mundo sabe qué hacer. Yo lo aprendí hace más de 20 años en un manual de supervivencia, y gracias a ello aún no me mordió ninguno.

Lo primero es que éstos y los animales en general, desconfían de lo desconocido. Realmente no es para ellos normal ver humanos nadando y desconocen nuestro potencial de respuesta, por lo que se suelen alejar. Pero también es posible que nos confundan con otro animal marino del que son depredadores, como una foca ( más probable si estás gordo ) .

En ese caso lo que se tercia es asustarlos. Dando gritos muy fuertes tanto por debajo como por encima del agua, los desconciertas y huyen.

Si no da resultado y se va a por ti, lo mejor es darle un puñetazo lo más potente posible debajo de la boca. Empero la piel del tiburón es muy fuerte, áspera y tiene una suerte de microdientes, así que si le golpeas con la mano desnuda sangrarás y ese mismo rastro de sangre ( que huelen inmediatamente ) para él es signo de debilidad y ataque. Conviene envolverla con la camiseta o quitarse el bañador para ello, tapándose con la otra el pitilín por si las dentelladas.


De esta forma es casi seguro que se asuste por la sorpresa del impacto. De lo que se trata es que te vea como amenaza, no como presa.

Es importante destacar que recientemente se ha descubierto que tanto los tiburones como las rayas poseen importantísismas defensas contra el cáncer, por lo que pueden ayudar a que se encuentre una posible cura. Cada vez más la gente comprende que los tiburones son animales valiosos y hay que protegerlos. En todo caso, si no te sientes muy util, no te importe dejarte comer y ayudarás a la supervivencia de esta amenazada especie.


miércoles, 5 de diciembre de 2007

Pero no mía ni de Dios ni de nadie, ni tuya siquiera.

Biblioteca. Miquel Barceló

Mi amado Baruch Spinoza afirmaba: " Es preciso advertir que los disgustos y el infortunio del alma tienen principalmente su origen en el exceso de amor hacia alguna cosa, pues todas están sometidas a constantes cambios y nadie puede realmente ser dueño de ellas " ( Ética demostrada según el orden geométrico )

Nadie puede ser dueño de nadie ni de nada, porque nada permanece lo suficiente en su ser como para posibilitar esa posesión.

Sólo de sombras, de ausencias, de quimeras, de tránsitos, podemos reclamarnos amos. Nuestro dominio en el sentido feudal, tiene un rebaño dolorosamente espectral.

martes, 4 de diciembre de 2007

René Girard: imitación, mitos y violencia.

El cordero místico(Políptico de Gante). Hubert y Jean Van Eyck

Nuestro amigo Girard sostiene que el origen de toda violencia se encuentra en el deseo mimético: éste lleva a los hombres a codiciar los mismos objetos: algo, en efecto, nos parece tanto más deseable cuanto más es deseado por otros, que son como los mediadores de nuestro deseo. Pero esa situación primigenia de rivalidad genera conflictos que van siempre en aumento, violencia que apela a venganza , a su vez a más represalias, etc.

La hipótesis del antropólogo es la siguiente: para poner fin a ese círculo vicioso ha habido que desviar de alguna manera la violencia no satisfecha hacia una única víctima: el chivo expiatorio. Ese sacrificio asegura la cohesión del grupo al centrar sobre una única víctima la violencia que los miembros de la comunidad podrían dirigir unos contra los otros.

Más, para que sea eficaz, ese mecanismo no debe ser jamás explícito. Los mitos y demás recursos sagrados vienen a disimular esos hechos de furia inevitables.

sábado, 1 de diciembre de 2007

La mirada del otro (política, infidelidad y seducción)

Sara Sanz Escudero, Ilustración.


Spinoza fue el primero que comprendió que nos unimos a los otros por lo mismo que nos aleja de ellos: no queremos las cosas porque las necesitamos, las queremos (necesitamos) porque las desean los demás.

Kant también recordó (Idea de una historia universal en sentido cosmopolita) que al codiciar todos lo mismo damos origen a la civilización: lo que nos separa, nos une. Si todos deseamos las mismas cosas, hay que crear instituciones, leyes, organizarse, para que no nos matemos vilmente.

¿Y qué tiene que ver todo ésto con la seducción?

René Girard ha incidido en su libro La violencia y lo sagrado en cómo sólo nos resulta deseable aquello que alguien próximo o rival a su vez desea con fuerza. También, para querer, necesitamos un tercero que mire y codicie. Siempre planea un triángulo que confiere valor al dúo. La posibilidad de la infidelidad refuerza la seducción. Ese sueño de la infidelidad es íntimo e inseparable de la pasión. El mismo Henry Miller llegaba a decir: "Quien no ha visto a su mujer besar a otro no llegará a conocerla nunca."

jueves, 29 de noviembre de 2007

La idealización de lo clásico

Templo de Poseidón, cabo Sunión

La idea que tenemos de la cultura clásica Mediterránea es un invento de los idealistas del siglo XVIII , como Hölderlin , que se pasó veinte años encerrado en un desván soñando con dioses y mármoles impolutos.

Las pautas reales ya las marcan los propios poetas posteriores: Lord Byron, que además de cojo era muy elegante y se toma como arquetipo del Dandy, un día llega a Grecia y se va a un templo dedicado a Poseidón en el cabo Sunión, del que quedan unas columnas y capiteles extraordinarios y coge una china del suelo y escribe rayando una columna: ' Aquí estuvo Lord Byron' . Napoleón hizo lo mismo en las Pirámides.

En los muros de la Alhambra, turistas ilustrados como Richard Ford o Víctor Hugo dejaron constancia de su paso, como otros muchos, hasta que a Washington Irving se le ocurrió, en 1829, implantar un libro de firmas para evitarlo.

Luego resulta que los romanos llevaban esos plumeros tan vistosos de las películas para distinguir a los de su bando y evitar matarse entre sí los del mismo regimiento y las banderas tan preciosas en realidad eran un trozo de tela atada a la punta de un palo para que las huestes supieran desde lejos dónde estaban los suyos. Vamos, como el paraguas de propaganda de los guías turísticos.

Y el Partenón estaba pintado de rojo, azul, verde y amarillo; en muchas de las esculturas aún se aprecian microelementos de pintura. Uno esculpía y otro policromaba, así el pintor Nikias, fue el habitual policromador de Praxíteles. Los ojos de las esculturas estaban pintados de azul, pues aquella gente tenía los ojos azules o verdes, muchos eran descendientes de los dorios, la principal tribu griega, que venían del norte.

lunes, 26 de noviembre de 2007

El secreto es el vacío

Pablo Ransa , pintor vallisoletano

"El secreto jamás debe ser desvelado so pena de caer en una historia banal “ (Baudrillard. Las estrategias fatales).

Un detalle esencial: lo que oculta el secreto en absoluto es ininteligible, al contrario, es totalmente inteligible, por eso no debe desvelarse. En cambio, el campo de las apariencias, al estar expuesto ya de entrada, al estar revelado de entrada, no tiene más que ocultar y por eso no hay que pasar de ahí.

Ya decía Oscar Wilde que no hay nadie más aburrido que el que no deja nada por decir. Charles Baudelaire publicaba en 1853 en Le Monde Littéraire uno de sus ensayos más lúcidos y originales Moral del juguete , donde habla de la manía de los niños de destripar los juguetes como buscando su alma, para acabar decepcionados al comprobar que en el fondo no hay nada.

sábado, 24 de noviembre de 2007

La juventú violenta (I)

Juanito Calvicie y Paco Pelucas (Humor amarillo)

Primero: para ser amenazadoramente violento hay que poder permitirse físicamente serlo y los jóvenes están en mejores condiciones a ese respecto que los veteranos del Inserso. Por eso la mayoría de las comunidades, primitivas o modernas, han desconfiado de los músculos juveniles y han procurado disciplinarles canalizándoles hacia empleos más socialmente rentables, como la caza, la guerra (ejército) , el deporte o el consumo dé vehículos de motor.

Más lo que escandaliza no es realmente la violencia juvenil (que ha menudo se ha usado por los adultos para proyectos poco edificantes ), sino su ejercicio incontrolado o adverso a intereses aceptados como mayoritarios. Es cuando surge el lamento y se recurre a los culpables, entre los que destaca la televisión y los educadores.

Empero los gebusi de Nueva Guinea matan a un ritmo 100 veces superior al de los norteamericanos. Su cultura conlleva altas dosis de sentido del humor, son generosos a la hora de compartir alimentos, están nada contaminados por la sociedad de consumo, no ven la tele, pero su índice de asesinatos no tiene parangón. La tasa anual de homicidios entre los bosquimanos kung del Kalahari es superior a la de Los Ángeles o Nueva York. Los talibanes tampoco deben ver demasiada televisión, ni los hutus o tutsies . En cambio el mayor consumo del mundo de TV y donde más programas violentos se emiten es en Japón. A su vez el índice de criminalidad suyo es de los más bajos de la tierra.

jueves, 22 de noviembre de 2007

El nombre de la Roma


¿Recordáis el final de El nombre de la Rosa ?; Adso de Metz, ya anciano , escribe los recuerdos de su aventura con Fray Guilermo de Baskerville en un manuscrito. Dice que está cansado, que no sabe para quién deja ese texto y concluye con la frase lapidaria: stat rosa pristina nomine, nomina nuda tenemus . De ese latinajo Umberto Eco sacó el título de la novela.

Pertenece la cita a un largo poema de un rimador de escasa calidad del siglo XII, Bernard de Morlas . Reflexiona en ese poema sobre la caducidad del poder y la fama, habla de los imperios y personajes del pasado, de Babilonia, de Rómulo y Remo. Justo después de nombrar a éstos, la edición que ha circulado mayoritariamente introduce un verso definitivo: stat rosa pristina nomine, nomina nuda tenemus (La rosa antigua está sólo en el nombre, nos quedan meros nombres) . Hermoso pero a la vez un disparate colosal. En ese contexto, tras la mención de Rómulo y Remo stat rosa es imposible, sólo puede ser stat Roma.

Una errata producto de las sucesivas copias sobre el original. Una errata que ha dado lugar al archifamoso título de la novela y película y hasta a un poema de Jorge Guillén.

martes, 20 de noviembre de 2007

El gusto es mío


'Sobre gustos no hay nada escrito' . Siempre me pregunté si no sería una mentira urdida por quienes tienen mal gusto. Parece que procede del dicho latino 'Aliis alia placent' ( a cada uno le agradan cosas diferentes) .

La Crítica del juicio de Kant demuestra que lo subjetivo del gusto no es equivalente a algo arbitrario. La mediocridad del 'para gustos colores' se aprovecha del hecho de que todas las personas han de tener gusto, pero oculta la responsabilidad moral, ya que la construcción del gusto parte de la acumulación de experiencias individuales y de esa manera califica a quien lo expresa.

sábado, 17 de noviembre de 2007

El bueno, el feo y el malo


Baruch Spinoza en Amsterdam

Spinoza señaló la confusión que existe con las ideas de bien y mal, ligadas a nociones equivocadas, como responsabilidad, castigo, deber, etc. Para él, es bueno todo lo que aumenta nuestra capacidad de actuar y malo lo que la coarta y disminuye.

La manera de conocer lo que incrementa o disminuye nuestra actividad viene dada por los sentimientos de tristeza o alegría que acompañan a nuestro comportamiento. Así la alegría no es la recompensa por el bien, sino la señal que indica qué es bueno.

lunes, 12 de noviembre de 2007

Varios Premios

Pinchar en cada documento para ver más grande

sábado, 10 de noviembre de 2007

LOS ENEMIGOS

Thomas Rowlandson

Los antiguos alababan a sus enemigos. Decían de ellos que eran fieros guerreros, inteligentes y hábiles, guapos y ricos. De ese modo, cuando vencían, tenía mucho mérito, y si perdían, era ante los más grandes.

La estrategia moderna, según Huizinga, comienza en el siglo XV, (El otoño de la Edad media), con el desprecio del enemigo. Con las guerras napoleónicas los ingleses inundaron las islas con caricaturas de los franceses (sobre todo las de Thomas Rowlandson) como una especie de macacos cubiertos de harapos que comían ajos y no se cortaban las uñas de los pies.

El fanatismo y la intolerancia contra lo distinto es “la única fuerza de voluntad de la que son capaces los débiles” (Nieztsche, Más allá del bien y del mal). Tras citarle una opinión de Epicuro, el estoico Séneca comenta a Lucilio: “Acostumbro a pasar al campamento enemigo, no como tránsfuga, sino como explorador ( sed tamquam explorator).” (Séneca, Cartas a Lucilio).

Toda persona cuerda sabe en su interior que ni todo su cuerpo ni toda su alma están por completo en el mismo bando. Lo dijo así Ortega : “Esa lucha contra un enemigo a quien se comprende, es la verdadera tolerancia” (Meditaciones del Quijote)

domingo, 4 de noviembre de 2007

LA PROCEDENCIA DE LA RAZA ARIA

Izquierda: Himmler de niño ( hacia 1908)
Centro: Göring y Hitler.
Derecha: Papen, Hitler y Goebbels


En 1935, en la cúpula nazi (en concreto por Himmler) se creó la Ahnenerbe (Herencia ancestral) con la misión de investigar los orígenes de la raza aria. La lingüística ya había demostrado que el griego y el latín tenían mucho parentesco con lenguas de Asia Central.

Así buscaron vestigios arios por Noruega (pensaban que en Escandinavia era donde mejor se había conservado la raza) ,el Tibet, la Islas Canarias (Madame Blavatsky, la vidente, opinaba que los arios eran descendientes de los atlantes ), etc.

No fue una teoría venida de la nada; en Alemania ya había una corriente intelectual siglo y medio antes, nacida en la ilustración - y apoyada en las nuevas investigaciones lingüísticas (Franz Bopp, 1816) - con su componente antirreligiosa y como tal negadora de la idea de que todas las razas venían de un tronco judío, como enseñaba el Antiguo Testamento.

Actualmente se sabe que los arios primigenios fueron pueblos nómadas, que llegaron al Asia Central en el 2º milenio antes de Cristo, y que aportaron la lengua sánscrita, la religión védica y un inicio del sistema de castas.

Pero todo parece apuntar que su origen eran las montañas del Caúcaso. Himmler se apuntaba a la teoría del origen en Asia Central, lo que desagradaba a Hitler, que le parecía mas coherente que los arios fuesen del norte de Europa. (Aunque ellos no daban el arquetipo; un chiste de la época decía que el ario perfecto era rubio como Hitler, alto como Goebbels, atlético como Göring y casto como Röhm - el que fue presidente las SA, antecedente de las SS y reconocido homosexual -).

Y los arios no eran portadores de cultura. La lingüista Ruth Rómer afirma que está confirmado que eran, en tiempos de las grandes culturas semíticas y sumerias, bárbaros iletrados que no habían domesticado ningún animal ni cultivado planta alguna.

viernes, 2 de noviembre de 2007

VNV NATION

VNV Nation es ante todo un grupo producto de la inquietud de Ronan Harris. Fue él quien comenzó en solitario VNV Nation en 1990 en Londres, aunque posteriormente se le uniera Mark Jackson. El proyecto VNV mantiene desde entonces los mismos planteamientos musicales que ahora lo definen : electrónica fría y enérgica mezclada con apasionados elementos orquestales y voz cálida.

VNV es la abreviatura o acrónimo de Victory Not Vengeance (Victoria, no venganza), lema que hace alusión a la idea de que uno debe buscar el triunfo y no refugiarse en los lamentos. Espíritu de resignación ante la derrota pero también de negación a la rendición. Temática que es tratada a lo largo de la discografía del grupo y que caracteriza su sonido.

Lo que define a VNV sería una estética art decó en las portadas de los discos y escenario y en cuanto a las letras de canciones, los títulos de álbumes, los ritmos ... todo sugiere una atmósfera grandilocuente de glorificación de valores tradicionalmente asociados a la vida militar como el honor, el sentido del deber y el sacrificio. Retoman el sentimiento épico de Front 242 haciendo a la vez música muy bailable.

video

martes, 30 de octubre de 2007

Albert Speer

Speer Y Hitler en París. Junio 1940


Speer inventó la teoría del “valor de las ruinas” —apoyada con entusiasmo por Hitler—, según la cual se construirían todos los nuevos edificios con unos puntos de fractura de forma que dejaran unas ruinas estéticamente agradables en el futuro lejano . Pretendía otorgar la dignidad de los vestigios romanos a las ruinas de los edificios del supuesto imperio del tercer reich, cientos de años después de su decadencia y muerte; a esto corresponde la elaboración por parte del arquitecto de dibujos en los que los edificios, todavía sin construirlos, aparecían ya semidestruidos, invadidos por la vegetación, tal como las ruinas romanas en los grabados de Piranesi.

Lo que desconocía increíblemente Speer es que las ruinas romanas se presentan así no por la acción del tiempo, sino del hombre, pues sobre todo en el Renacimiento - y antes - , con el Papa Julio II a la cabeza, se utiizaron esos edificios como cantera para los propios de la época.

sábado, 27 de octubre de 2007

La Enseña de las Tres Ranas de Sandro y Leonardo

A los veinte años, Leonardo da Vinci, para sufragar sus gastos, se coloca por las noches como camarero en una taberna llamada Los Tres Caracoles , ubicada en el mismísimo Puente Vecchio, sirviendo comidas, pero tras la misteriosa muerte por envenenamiento de todos sus cocineros en el primavera de 1.473.

Leonardo se ocupa de la cocina abandonando el taller del maestro Verrocchio. Intenta revolucionar la cocina tradicional del Renacimiento (tipo lo que hoy llamaríamos cocina castellana, asados y caza) e inventa lo que hoy conocemos como la nouvelle cuisine e ingenia platos muy bien presentados con pequeñas porciones de comida, cosa a la que no estaban acostumbrados sus conciudadanos, que querían comer hasta atiborrarse, lo cual crea tal escándalo que casi lo matan por pensar que se reía de los clientes.



Vuelve al taller del maestro pero de nuevo retorna a las andadas al arder el negocio hostelero como consecuencia de peleas entre bandas rivales e inmediatamente lo abre de nuevo, en el mismo lugar, comprando los restos del local, con su amigo Botticelli, el gran pintor, y lo llaman La Enseña de las Tres Ranas de Sandro y Leonardo, y lo adornan con dos lienzos pintados por cada uno de ellos. Pero nadie entra en la taberna porque a nadie le agrada pagar por una anchoa y una rodaja de zanahoria perdidas sobre una fuente por más ingeniosamente que estén dispuestas y como es lógico tienen que cerrar. Y durante un tiempo toca el laúd y dibuja en plena calle para ganarse la vida.

Hasta que Lodovico Sforza, 'El Moro' le nombra maestro de celebraciones y banquetes en Milán, y retoma sus aficiones restauradoras. Pero esa es otra historia.

viernes, 26 de octubre de 2007

INSULTO EN INGLÉS

BIRTHPLACE OF SHAKESPEARE



"You, base football player"

Tú, vil jugador de fútbol

En King Lear de Shakespeare. Entonces player se escribía "plaier".

El fútbol estaba considerado como un deporte que practicaba gente de muy baja estofa, por eso era un insulto.

Acto I escena IV:

Oswald
  1. I'll not be struck, my lord.
Kent
  1. Nor tripped neither, you base football plaier.
King Lear
  1. I thank thee, fellow; thou servest me, and...

lunes, 22 de octubre de 2007

Por qué ser mortal. Sobre Javier Gomá Lanzón

Aquiles es descubierto por Ulises en el gineceo de Licomedes, en donde lleva una vida placentera a la que habrá de renunciar para ayudar a los griegos en su lucha contra la ciudad de Troya. Aunque no se conoce apenas, el mosaico forma parte del de la villa romana de La Olmeda (Palencia), donde está el mejor mosaico policromado del mundo.

Este post y algún otro lo dedicaré a la obra del director de la Fundación Juan March, Javier Gomá, un ser asombroso. Hace seis meses publicó Aquiles en el gineceo . Básicamente se hace la pregunta del título y en abreviadísimo resumen:

Porque la mortalidad es el privilegio de la individualidad. Las piedras y los animales, al tener la esencia de su ser en el género, su muerte o desaparición no cambia el mundo, permanece igual; sólo cuando muere el individuo el mundo se empobrece irreparablemente. La dignidad del individuo reside en su mortalidad.

Kant diferencia las cosas que tienen dignidad y las que tienen precio. Dice que el hombre tiene dignidad y no tiene precio, porque nunca podrá ser sustituido por algo equivalente. Pero lo extraño del hombre es que, teniendo dignidad, la experiencia cotidiana nos dice que es sustituible por algo equivalente, por otros como él: Uno se jubila y se le sustituye en su puesto; uno muere y la vida sigue con los demás. Nacemos con la dignidad de un dios y, sin perder nunca esa dignidad, debemos aprender a tener un precio: ese misterio de tener dignidad y precio es nuestro sino. Hay un deseo voluptuso de ser finito.

sábado, 20 de octubre de 2007

El fetiche del vestido (II)

Guido Crepax

El vestido es útil además, para ocultar y maquillar los signos del envejecimiento del cuerpo o para disimular los brotes de pubertad, como el pecho que despunta o el vello en los órganos sexuales. Hasta ese punto a todo el mundo le resulta encantador ver a un niño correteando desnudo por la playa.

Además, la ropa, al permitir un mayor o menor grado de exhibición del cuerpo, establece un diálogo. El que una persona vista de una manera determinada expresa algo, nos hace reaccionar.

Decía Freud que el fetichismo hacia el abrigo de piel - como en la mediocre novela La venus de las pieles de Leopold Von Sacher Masoch , el nombre del autor es el germen de la palabra masoquismo - viene de su analogía con el vello púbico. En la época de Freud la ropa era muy susceptible de fetichismo, el corsé era la prenda femenina por excelencia, a la vez una barrera que blindaba el cuerpo y un elemento que destacaba el pecho y al oprimir estilizaba el cuerpo femenino.

Hay un poema en prosa de Baudelaire donde crea un personaje, Mme Bistouri, enamorada de un cirujano , "quisiera que me visitase con su cartera y su bata - decía aproximadamente - aunque estuviese manchada con un poco de sangre". Y la exclamación del Fausto de Goethe: "¡Consígueme un pañuelo de su pecho, una liga de mi deseo amoroso!".

Anatole France, el escritor francés, pidió como última voluntad ser enterrado con una caja sellada que contenía las bragas que había llevado Madame Armand , esposa de un ministro, la primera vez que se le entregó.

lunes, 15 de octubre de 2007

El fetiche del vestido (I)


Si se puede afirmar que la belleza está en la mirada del espectador, sin duda el erotismo está en su mente.

Adolf Loos afirmaba que el erotismo en el arte se daba en origen, incluso lo más antiguo, una cruz pintarrajeada con el dedo por el hombre primitivo en una pared. Loos dice que la línea horizontal representa a una mujer acostada y la vertical a un hombre que la penetra.

Baudelaire contaba, a propósito de los puritanos que se escandalizan por todo, que le recordaban a una prostituta a la que llevó al Louvre y delante de las estatuas y cuadros de desnudo, se ponía colorada, se tapaba es rostro, le tiraba de la manga y preguntaba cómo se podían exponer al público semejantes obscenidades.

El precio de ese falso pudor y de los tabúes judeocristianos es el desarrollo del erotismo, del que deriva el fetichismo del que todos participamos, con nuestras preferencias por una u otra parte del cuerpo, por una u otra forma de vestir.

El vestido juega el doble papel de tapar evitando que el cuerpo se convierta en un espectáculo ambulante pero a la vez excita la curiosidad. Los hombres de la tribu de los Pongo, en África, andan desnudos y no dejan que sus mujeres se vistan ya que entonces serían más bellas y las pretenderían los hombres de los pueblos cercanos.

domingo, 14 de octubre de 2007

El autoerotismo femenino


Barbara Jensen

El interés de las mujeres por las cremas, los perfumes, los tejidos sedosos, etc, tiene un significado más erótico que social. Havelock Ellis ya decía en sus trabajos que las mujeres poseían un extraordinario erotismo cutáneo y Francis (Sir) Galton , primo de Darwin , que desarrolló una nueva visión de la psicología partiendo de las investigaciones del antedicho, ya demostraba en el siglo pasado que las mujeres tienen una sensibilidad táctil muy superior a los hombres.

Los perfumes, la ropa interior, los tacones altos, tienen un fuerte contenido autoerótico. Parece ser que eróticamente las mujeres son más sensibles que los hombres al ritmo, la música; en general el erotismo masculino es más visual y genital y el femenino más táctil, más ligado a los olores, al tacto piel con piel.

miércoles, 10 de octubre de 2007

Las drogas y el entendimiento.

Johan Heinrich Fussli
Las drogas siempre han tenido un componente sacramental. Y otro terapeútico y para festejar. Pero la crisis de valores religiosos de fines del XIX y principios del XX la tomó contra el aborto, y luego contra las drogas. El efecto de la prohibición es que la gente toma malas sustancias, en dosis inadecuadas y el tráfico en beneficio de terceros.

Las drogas no son buenas ni malas a no ser que las miremos desde un punto de vista maniqueo. Decimos que son malas como podemos decirlo de un árbol, montaña o el cobre. No creo eso. En las drogas lo que hace mal es tomarlas mal, en dosis que no corresponde, como señalaba Paracelso: "no hay venenos, sino dosis" . Goya era opiómano y pintaba bien.

La función de las leyes no es liberar a los seres humanos de las tentaciones, pues entonces se les pondría al nivel de un animal invertebrado. Los humanos son libres y puede deliberar. Si no tienen entendimiento, entonces ¿quién lo tiene?.

lunes, 8 de octubre de 2007

El jugador (II) - El erotismo (I)

George Grosz

La persona embriagada por el erotismo está como poseída por el deseo. Es como el juego. LLega un punto en que se produce la catástrofe; tarde o temprano. El juego sólo puede terminar así. El jugador no abandona hasta que lo pierde todo, hasta que se arruina.

En el erotismo subyace esa misma inconsistencia moral. Violentamente, como en las páginas de Henry Miller.

Ésta característica no es exclusiva de los descendientes de la moral cristiana. Michael Foucault en su Historia de la sexualidad demostraba que en la concepción griega, los afrodisiacos se basaban en una energía que tiende al exceso.

Según Foucault hay que hacer un uso moderado de esas energías y eso sólo es posible si se es capaz de resistirlas, de oponerse a ellas: "Lo que al parecer de los griegos constituye la negatividad de la excelencia... es la pasividad frente a los placeres" (M.Foucault, Hª de la sexualidad II - El uso de los placeres)

domingo, 7 de octubre de 2007

El jugador


NIGHTHAWKS. Edouard Hopper

"El auténtico caballero, aunque haya perdido toda su fortuna no debe dejar traslucir emoción alguna", escribe Dostoievsky en El jugador, novela que basa en su propia experiencia. Abrumado por las deudas, la escribió en quince días.

Miguel de Cervantes también conoció la miseria por su inclinación al juego. André Malraux, a lo largo de La condición humana compara metafóricamente el juego de la ruleta, el juego del sexo, del opio y de la revolución.

La esencia del juego es la apuesta contra el absoluto, por eso no tiene lógica. Y una certeza : en su fondo no hay otra cosa que el anhelo de la derrota.

martes, 2 de octubre de 2007

LA VIDA ESTÁ EN OTRA PARTE

Neo Rauch

Frase de Rimbaud escrita sobre los muros en la Revolución de Mayo de 1968 y que encabezaba el Manifiesto Surrealista de André Breton.
Esta frase es el título de una novela de Milan Kundera . El protagonista, Jaromil, es víctima de un madre superprotectora. Kundera estudió la vida de los poetas y ve que suelen surgir en hogares dominados por las mujeres, como Rilke, Óscar Wilde, Rimbaud… ,Vemos a Jaromil - que vive en una sociedad de la época de Stalin - en diferentes etapas de su vida, su desarrollo como artista, su camino hacia el ser poeta, para acabar terminando colaborando con el poder convirtiéndose en delator.

Kundera trata de desmitificar la mística de la poesía como un valor absoluto. Parece que los poetas no pueden ser delatores, pero Kundera tiene gente en su entorno que lo fue y mucho. Señala que los mayores crímenes de la historia se cometieron con acompañamiento musical o versos entusiastas ( la música de acompañamiento con la que los verdugos de Auschwitz tapaban los gritos de sus víctimas). No fueron delatores a pesar de su genio poético, sino en virtud de él.
Walter Benjamin escribía en 1940 las Tesis de filosofía de la historia y decía que no existe documento de cultura que no sea a la vez documento de barbarie.

viernes, 28 de septiembre de 2007

Dalí en el momento de salir del huevo.


DIARIOS DE DALI:

'Una vez me causó muy mal efecto recibir a tres jesuitas franceses que me preguntaron: “¿Y por qué hace usted relojes blandos?”. Y respondí: “porque es la carne de Cristo, es como el queso, el Camembert, como la angustia del Camembert en el espacio”. Aquellos jesuitas no parecieron muy convencidos, y les vi marcharse bastante preocupados. Y al cabo de una semana me mandaron una carta en la que me dicen que Fray Luis de León, enumerando las virtudes de Cristo, (en Los nombres de Cristo) lo compara al queso, a las virtudes de coagulación del queso. Entonces subió mi prestigio entre los jesuitas.'

jueves, 27 de septiembre de 2007

Los suicidas de Montecarlo


Cuenta Mauricio Wiesenthal en ‘El esnobismo de las golondrinas’ que hace un siglo, para evitar los suicidios y la mala publicidad que le daban a Montecarlo, Blanc - a la sazón presidente del Casino de Montecarlo - ..." no escatimó nada. Pagaba un sobresueldo a los botones de los hoteles para que registrasen las maletas, en busca de pistolas y venenos. Sus empleados tenían orden de vigilar los alrededores del Casino y, si no llegaban a tiempo de evitar la desgracia, debían poner unas monedas en el bolsillo del suicida. De esta forma, cuando la policía encontraba el cuerpo, no podía asegurar que fuese una víctima arruinada por el juego. Se dice que así algunos timadores se hacían los muertos, manchándose primero de salsa de tomate, esperaban que les metiesen las monedas en el bolsillo y salían corriendo..."

miércoles, 26 de septiembre de 2007

El silencio

Fernando Zóbel

Nuevamente lo dijo Bataille : El mundo de las palabras es risible. Las amenazas, la violencia, el poder hechizador, pertenecen al campo del silencio. La complicidad más profunda no puede expresarse con palabras. Ni siquiera en el terreno cuasi-místico del sexo, donde la sinceridad más intensa consiste en dejar todo por decir.


martes, 25 de septiembre de 2007

Nuestra parte maldita


Georges Bataille nos enseñó que el mundo es el resultado de un exceso. Para que fueran posibles las flores, miles de semillas tuvieron que pudrirse. El insecto que apartas del rostro sin llegar a ver es el superviviente de un desove infinito. Tú mismo eres el resultado de una catástrofe: millones de espermatozoides se pusieron en marcha y perecieron para que uno de ellos fecundara el óvulo del que procedes. Vivimos, pues, sobre un cementerio de excedentes: nuestra parte maldita.

Imagen del Barroco peruano, el exceso